• 05/05/2021

Cuanto más mayores nos hacemos más probabilidades tenemos de padecer alguna patología. Por ello, es muy importante cuidarse para evitar que aparezcan problemas circulatorios.

Muchas veces no somos conscientes, pero el retorno venoso es muy importante para evitar la aparición de varices, problemas de movilidad y agotamiento.

Aunque es cierto que, a veces, los problemas circulatorios no vienen condicionados por la edad y es que, el estrés o los factores hereditarios también suelen jugar un papel clave en la aparición de una insuficiencia venosa.

Los malos hábitos, como fumar o beber, llevar una vida sedentaria o tener una dieta basada en alimentos perjudiciales para tu salud, también condicionan y favorecen la aparición de las varices.

¡Pero todo se puede intentar solucionar! Presta atención porque vamos a darte una lista de alimentos que deberás eliminar de tu dieta, o simplemente reducir su consumo, si quieres mejorar y cuidar tu salud circulatoria. ¿Preparadx?

ALIMENTOS PROHIBIDOS

Patatas fritas: Si quieres mejorar tu circulación sanguínea y tu retorno venoso deberás reducir el consumo de patatas fritas. Este alimento obliga al corazón, al hígado y a los riñones a trabajar por encima de sus posibilidades. ¿El motivo? su alto contenido en sodio.

Pero eso no es todo, y es que también contienen una gran cantidad de sal, lo que supone un problema para la gente que padece hipertensión.

Embutidos y salchichas: Con estos alimentos pasa lo mismo que con las patatas fritas, y es que los embutidos y las salchichas también tienen un alto nivel de sodio por lo que el trabajo que deben de hacer los riñones, el hígado y el corazón es mayor. Además, también acumulan una gran cantidad de grasas saturadas y colesterol.

Quesos: Con los quesos hay que vigilar el grado de curación que tienen. A mayor curación, mayor es la cantidad de grasas saturadas, de colesterol y de sodio que contiene. Por lo que, los quesos frescos, que apenas tienen curación, sí son saludables y su consumo no supone un riesgo para la salud.

Leche de vaca y mantequilla: Si tienes problemas circulatorios tendrás que sustituir la leche de vaca por otra leche vegetal, ya que es rica en grasas y en colesterol, ambas características son unos de los principales desencadenantes de las enfermedades cardiovasculares.

Además, un consumo excesivo de mantequilla puede agravar los problemas de varices e hinchazón en las piernas debido a los altos niveles de grasas.

Mayonesa, o salsas comerciales como la mostaza o el kétchup: Por todos es conocido que las salsas no son el alimento perfecto para cuidar la salud de toda la familia. Pero ¿por qué son perjudiciales para conseguir una correcta circulación sanguínea? Las salsas industriales contienen un alto nivel de sal y de azúcares que son perjudiciales para conseguir una correcta circulación de la sangre.

Pizzas: Somos conscientes que la pizza es un delicioso manjar al que es muy difícil renunciar, pero solo te pedimos que reduzcas su consumo ya que contienen una gran cantidad de grasa y colesterol que es perjudicial para el riego sanguíneo.

Pasteles, dulces y bollería industrial: Aunque todo el mundo conoce los motivos por los que estos alimentos no deberían estar presentes en ninguna dieta equilibrada y saludable es importante recordar que contienen altos niveles de azúcares que ocasionan daños severos a la pared de los vasos sanguíneos y por lo tanto impiden una correcta circulación sanguínea.

Alcohol: Vale que una copita de vino de vez en cuando es incluso recomendable para mejorar y cuidar la salud, pero un uso excesivo de las bebidas alcohólicas provoca una retención de líquidos en el estómago y en las piernas porque inhibe la producción de glóbulos blancos y rojos. Y esto, a su vez, provoca que las piernas se inflamen y aparezca una sensación de pesadez.

Embutido
Bollería industrial
Alcohol

Con esta lista de alimentos podrás empezar a restringir, o incluso suprimir, el consumo de alimentos con altos niveles de sodio y las comidas altas en grasas saturadas para mejorar la circulación sanguínea y evitar el desarrollo de hipertensión.

Mantener una rutina saludable es muy importante para cuidar la circulación sanguínea pero no es el único factor que debemos de cuidar. Hidratarnos de manera regulada (entre 1,5 y 2 litros diarios) y mantener una rutina de ejercicios diaria también es fundamental para mantener y cuidar la salud.