• 17/08/2022
  • Escrito por Andreu Prados

La mala circulación sanguínea en las venas de las piernas se acompaña de hinchazón, dolor y la aparición de varices. Aunque no es una enfermedad grave, sí que es molesta porque se refleja en una pesadez de las piernas y te impide lucir unas piernas bonitas.

 

A través de cambiar algunas de tus rutinas diarias puedes mejorar la microcirculación de tus piernas. Toma nota de los siguientes consejos y notarás la diferencia.

Remedios caseros para el dolor de piernas con mala circulación

Algunos consejos que puedes llevar a cabo en tu casa para mejorar el estado de las venas de tus piernas son1:

 

1. Sigue una alimentación baja en sal: la sal favorece la retención de líquidos y contribuye a que tengas unas piernas más hinchadas. La cantidad diaria recomendada de sal son 5 gramos, que equivale a una cucharadita de café. Prioriza los alimentos diuréticos que son ricos en potasio y bajos en sodio, como las hortalizas, las frutas y los frutos secos.

 

2. Evita el consumo de alimentos como embutidos, quesos muy curados, conservas, alimentos precocinados (pizza, empanadillas, croquetas…) y snacks, por su alto contenido en sal.

 

3. Prioriza el agua para beber: estar bien hidratado es fundamental para mejorar la salud de tus venas y de tu sistema circulatorio. Si te cuesta beber el agua sola, puedes optar por las infusiones o los caldos vegetales sin sal añadida que son diuréticos, depurativos y remineralizantes. Evita beber agua con gas porque puede contribuir a la ingesta de hasta el 60% de la cantidad de sal recomendada al día.

 

4. Cocina con hierbas aromáticas (perejil, orégano, tomillo, salvia, hinojo) e incluye la pimienta y el ajo como base de tus menús.

 

Remedios para la circulación arterial

Los siguientes consejos te ayudarán a mejorar la circulación de las piernas durante tu jornada laboral2:

 

5. No uses tacones y escoge la ropa que no te quede ajustada: el uso habitual de prendas ajustadas empeora tu circulación sanguínea, lo que se traduce en un peor retorno de la sangre venosa hacia el corazón y en la aparición de trombos venosos, sobre todo en las piernas.

 

6. Realiza algún tipo de ejercicio físico cada día: andar, ir con bicicleta o nadar activan la circulación de las piernas y te ayudan a combatir el sobrepeso, que es un factor de riesgo de las varices.

 

7. Levántate de la silla o sofá cada media hora: además de incorporar alguna rutina de ejercicio cada día, es importante que no permanezcas demasiadas horas en la misma postura. Para ello, lo mejor es levantarte cada 30 minutos, utilizar las escaleras en lugar del ascensor o hacer algún tipo de estiramiento cada vez que te levantes para ir al baño.

 

Remedios para la circulación venosa

Estos consejos extra son la guinda del pastel para aliviar los dolores de la insuficiencia venosa crónica y ganar en calidad de vida para que tus piernas hinchadas y cansadas no te impidan llevar a cabo tus actividades diarias con normalidad3:

 

8. Evita el estreñimiento a través de seguir una dieta rica en fibra: el estreñimiento puede afectar a la circulación y para mantenerlo a raya es importante que:

 

  • Tomes frutas y verduras cada día: la ración recomendada equivale a 3 frutas medianas, un plato de verdura y un plato de ensalada cada día.

 

  • Incluyas legumbres y frutos secos en tus menús diarios, por su gran aporte de fibra.

 

  • Sustituyas los cereales refinados por sus versiones integrales (pan, pasta y arroz integrales).

 

  • Tomes una buena cantidad de aceite de oliva (de 3 a 4 cucharadas soperas al día, y mejor en crudo).

 

9. Si tienes que hacer alguna escapada con tu familia, mejor escoge los destinos de playa: caminar por la orilla cerca de la playa o de un río ayuda a estrechar el diámetro de los pequeños vasos sanguíneos de las piernas, lo que se traduce en una reducción de la inflamación y del dolor de las piernas. Evita las horas de más calor porque las altas temperaturas empeoran la circulación.

 

10. Complementa las pautas anteriores con algún producto farmacéutico con respaldo científico para favorecer el retorno venoso. Tu médico o farmacéutico te orientará sobre cómo lo tienes que tomar para tu situación en particular.

 

 

Bibliografía:

 

1Rosselló MJ. La importancia de comer sano y saludable. Barcelona: De Bolsillo; 2007.

 

2MedlinePlus. Problemas circulatorios. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/vasculardiseases.html (consulta 25 de julio de 2022).

 

3National Health System. Peripheral arterial disease (PAD): Treatment. 31 de octubre de 2019. Disponible en: https://www.nhs.uk/conditions/peripheral-arterial-disease-pad/treatment/ (consulta 25 de julio de 2022).