• 15/04/2021

El pasado 6 de abril fue el Día Internacional de la Actividad Física y esperamos que lo celebraseis como se merece, ¡practicando ejercicio!

Si no ha sido así, no te preocupes porque te vamos a proponer cinco ejercicios para practicar en familia. Y es que, la actividad física es muy importante para todas las personas, independientemente de la edad de cada una de ella. Por ese motivo, es esencial intentar incorporar el ejercicio a tu rutina diaria.

Un aburrido fin de semana se puede convertir en la excusa perfecta para disfrutar practicando deporte en familia. Además, al incorporar el ejercicio a tu rutina también lo haces en la de tus hijos. ¡Y qué mejor aprendizaje que inculcarles este hábito tan saludable!

CIRCUITO DE JUEGOS Y ACTIVIDADES

Para empezar con fuerza y muchas ganas es importante que los más pequeños de la casa vean el ejercicio como algo divertido y entretenido. Preparar un circuito de juegos para que puedan disfrutar y divertirse mientras practican ejercicio es una buena opción.

No es necesario salir de casa para poder preparar un divertido circuito de juegos, aunque si las restricciones por COVID-19 de tu municipio te lo permiten, y tienes alguna montaña cerca a la que podáis escaparos, no te lo pienses y disfruta de las actividades con tus hijos al aire libre.

La rayuela es un buen juego para poder practicar en familia, solo necesitas una cinta adhesiva o una cuerda para marcar en el suelo las líneas del juego. El equilibrio y la coordinación se verán reforzadas mientras os divertís jugando en familia.

Pero si el objetivo es acabar con la energía de los más pequeños lo mejor es hacer carreras o circuitos de obstáculos.

Juegos y actividades

PRACTICAR YOGA EN FAMILIA

Si el circuito de juegos no funciona, o simplemente ya lo habéis hecho, y no sabéis qué hacer para vencer al aburrimiento, el yoga es una actividad que se puede practicar con los niños y es una buena opción para practicar deporte a la vez que os divertís en familia.

Esta práctica puede ayudar mucho a los más pequeños, ya que tiene múltiples beneficios.

Mejora la postura. Gracias al yoga se puede llegar a corregir la postura que adoptan los más pequeños cuando se sientan, andan, estudian o practican deporte.

Aumento de la autoestima. Al practicar yoga se inicia un proceso de autoconocimiento que puede ayudar a mejorar la autoestima de quien lo practica. En este caso, al practicarlo con los más pequeños de la casa les ayudará a conocer y a querer sus defectos y sus virtudes.

Calma y relajación. Practicar yoga te ayuda a controlar la respiración. De esta manera, los niños empiezan a notar como el aire va viajando por el cuerpo y les calma.

Concentración. El yoga exige concentración. De esta manera, los niños aprenderán a no distraerse con tanta facilidad y empezarán a concentrarse más. Este aprendizaje puede ser muy útil, ya que lo podrán poner en práctica a la hora de estudiar, por ejemplo.

BAILAR

Siempre quedará el baile. Aunque muchos se empeñen en negarlo, el baile también es una actividad física. Al bailar te diviertes mientras ejercitas gran parte de los músculos de tu organismo.

Ya no hay excusas, con la ayuda de algún juego de baile o simplemente poniendo una coreografía de baile en YouTube te ejercitarás a la vez que te diviertes en familia.

SALTAR A LA COMBA

Saltar a la comba es sencillo y muy eficaz para practicar deporte en familia y agotar esa energía que parece inagotable entre los más pequeños.

No solo se divertirán, también fortalecerán brazos y piernas, les ayudará a quemar energía y mejorarán la coordinación y la estabilidad. Tan solo necesitarán una cuerda para empezar con los saltos.

Saltar a la comba

PATINAJE

Este deporte es más difícil de practicar, ya que requiere mucha coordinación y equilibrio, pero con un poquito de paciencia podrás enseñar a tus hijos.

Es cierto que se puede convertir en todo un desafío, pero con paciencia y esfuerzo lo conseguirás.

Lo que nunca debes olvidar es llevar la indumentaria necesaria. Recuerda que todos deben usar casco, coderas, rodilleras y ropa cómoda para evitar rasguños.