• 19/04/2021

El corazón es el órgano que se encarga de controlar la circulación sanguínea, ya que su función principal es bombear sangre a todo el cuerpo a través de las arterias.

La circulación sanguínea es esencial porque elimina todo lo que el organismo no necesita y lo transporta a los órganos y lugares donde se puede descomponer, por ello es muy importante cuidarla.

A través de la circulación, la sangre lleva los nutrientes y minerales a todo el cuerpo, estimulando el crecimiento celular y la función saludable de cada órgano.

¿Sabías que incluso el aire que respiramos es transportado por la sangre desde los pulmones al resto del cuerpo?

Pero pese a ello, hay mucha gente que descuida su circulación sanguínea, provocando que las enfermedades del sistema circulatorio sean la primera causa de muerte entre las mujeres en España.

Pero no te preocupes porque a continuación vamos a darte una lista de alimentos que ayudan a cuidar el sistema circulatorio.

1. EL CHOCOLATE NEGRO

¿Sabías que el chocolate es un gran aliado para cuidar la salud? Así que nada de resistirse a este delicioso manjar.

Seguro que te estás preguntando dónde está la trampa, pero no la hay. Únicamente hay una condición, que el chocolate tenga un porcentaje superior al 60% de cacao y esté libre de azúcar.

Y es que el chocolate negro disminuye la presión arterial y mejora la función cerebral. Gracias a sus nutrientes, el chocolate negro estimula el óxido nítrico en la sangre mejorando la función de los vasos sanguíneo.

Además, el chocolate negro ayuda a reducir el colesterol LDL, llamado colesterol malo, hasta en un diez por ciento.

Así que nada de sentirse culpable cuando comas chocolate negro… piensa que estas ayudando a tu circulación.

2. EL PESCADO AZUL

Puede ser que el pescado no sea el plato que más ansíes comer, pero debes saber que tiene múltiples beneficios para la salud.

El pescado azul, es decir el salmón, la caballa, el atún, las sardinas, las anchoas, los boquerones…, es una excelente fuente de ácidos grasos omega-3.

Y estarás pensado, ¿y estos ácidos en qué me benefician? Pues muy sencillo, te ayudan a mejorar la circulación sanguínea ya que, al igual que el chocolate negro, promueven la liberación de óxido nítrico, dilatando los vasos sanguíneos y aumentando el flujo sanguíneo.

Pero este no es el único beneficio, ya que la grasa omega-3 también impide la acumulación de plaquetas en la sangre. De esta manera, se evita que se formen coágulos sanguíneos.

Así que ya sabes, incorpora pescado azul a tu dieta y notarás una reducción de la presión arterial y una mejora general del flujo sanguíneo.

3. LAS NUECES

Es cierto que los frutos secos no están muy presentes en nuestras dietas, pero su consumo moderado aporta muchos beneficios a la salud.

Las nueces y las almendras son frutos secos ricos en vitaminas A, B, C y E y en minerales como el calcio y el magnesio, nutrientes esenciales para mejorar la circulación sanguínea.

Si quieres cuidar tu salud, a la vez que cuidas tu peso, deberás consumir unos 30 gramos al día aproximadamente de nueces o almendras y tu organismo notará la diferencia.

4. EL TÉ VERDE

No solo los alimentos son buenos para la circulación sanguínea también lo son algunas especies o hierbas. Un ejemplo de ello es el té verde, esta infusión posee numerosas propiedades antioxidantes que ensanchan los vasos sanguíneos del cuerpo y aumentan el flujo de la sangre.

Beber té verde aporta múltiples beneficios a la salud, uno de los mas importantes es que mejora la salud cardiovascular. Por ello, es recomendable beber dos o tres tazas de té verde al día para mejorar la circulación sanguínea.

5. LA CEBOLLA Y EL AJO

Sí, sabemos que su olor puede jugar en su contra, pero ambos alimentos tienen múltiples beneficios para cuidar la circulación sanguínea y el corazón.

La cebolla es una excelente fuente de antioxidantes que mejora la circulación sanguínea ya que ayuda a las arterias y a las venas a ensancharse, produciendo un aumento de flujo sanguíneo.

Pero no es el único beneficio que aporta al cuidado de tu salud, este ingrediente básico en la cocina española también tiene propiedades antiinflamatorias, por lo que si se te hinchan las piernas o los pies con asiduidad la cebolla se convertirá en tu mejor aliada para mejorar tu circulación.

En el caso del ajo, las propiedades son similares a la de la cebolla, pero en este caso el ajo contiene alicina, una sustancia capaz de aumentar el flujo sanguíneo de los tejidos y disminuir la presión arterial al relajar los vasos sanguíneos.